Hablamos con José Miguel Rodilla Tortajada

Comienza el mes de septiembre y con él retomamos la sección de entrevistas de Nuestras Bandas de Música, hablando en esta ocasión con el maestro José Miguel Rodilla Tortajada. 

 

 

Natural de Llíria, actualmente es Catedrático de Clarinete del Conservatorio Superior de Música de Murcia, así como responsable de su Orquesta Sinfónica, Director artístico de MúVyN ENSEMBLE y profesor de Dirección de la Academia Diesis, además de ser invitado habitualmente a dirigir en eventos internacionales.

Con él conversamos sobre la nueva realidad musical, consejos y proyectos, entre otros aspectos relacionados con la dirección.

Esto es lo que nos ha contado:


P.- ¿Qué novedades viene desarrollando la Academia Diesis?

R.- En la Academia Diesis desde los inicios, hace ya 5 años, intentamos ir aportando novedades que enriquezcan tanto la aportación a nuestros alumnos como nuestra propia experiencia. A lo largo de este tiempo hemos ido añadiendo actividades que han aumentado cada año a medida que hemos ido avanzando e impartiendo clases de dirección a los casi 300 alumnos que han pasado por ella. Así podemos ofrecer como actividades más importantes, las prácticas con orquesta, banda, ensemble y grupos de cámara, y las Masterclass con diversos profesionales de la dirección de orquesta y banda de reconocido prestigio internacional, contando con más de 20 directores que han pasado por nuestras distintas sedes en Almería, Murcia Sevilla y Valencia.

En el presente curso son diversas las novedades que ofreceremos a nuestros alumnos. Por una parte, y por segundo año consecutivo, la Licenciatura en Composición impartida por los compositores y profesores de nuestra academia, Javier Artaza, Josep Miquel Martínez y José Manuel Jiménez. Estos profesores son también responsables del nuevo Curso de Formación que comenzamos en el que se impartirán las especialidades de Armonía, Análisis e Instrumentación.

Otra de las novedades es el Curso de Especialización en Dirección destinado a alumnos que ya han finalizado los estudios de Dirección y quieran ampliar repertorio y seguir formándose en dicha disciplina. Las plazas son limitadas (4) y al final de curso estos alumnos dirigirán un concierto con nuestra Orquesta Diesis.

Ofrecemos también una serie de Videoconferencias a cargo de varios ponentes que tratarán temas interesantes para la formación de todo director como es la Dirección de banda profesional, Banda amateur y recursos técnicos, musicales y didácticos, así como la Producción musical. Obviamente y como novedad casi obligatoria debido a la situación por la estamos atravesando, ofrecemos en todos nuestros cursos la posibilidad de modalidad online o semipresencial, que por otra parte ya tuvimos que poner en práctica desde marzo.

Como una de las novedades más importantes, señalar la NUEVA SEDE en MADRID en un curso organizado por la Fundación Mpmusic en colaboración con Diesis. Curso que ya iniciamos el pasado ejercicio y que debido a las circunstancias que todos padecemos, tuvo que sufrir varias modificaciones. Esperemos que todo vaya mejorando y podamos llevar a cabo todos nuestros proyectos.

Por último, comentarte que este próximo 2021 organizamos el II Festival Internacional de Música “Academia Diesis” que tendrá lugar en Almería entre finales de febrero y principios de marzo. Un festival en el que ofreceremos varios conciertos, así como el II Concurso Internacional de Interpretación.

P.- ¿Cuáles son vuestras líneas de programación y objetivos más importantes en la formación de directores?

R.- Entre los objetivos más importantes que, tanto Juan José Navarro como yo, nos propusimos desde el principio en la Academia Diesis, están la de que nuestros alumnos reciban la enseñanza más completa posible en todos los aspectos. Como comentaba anteriormente, nuestra línea de programación pedagógica ha estado basada siempre en la preocupación por ofrecer a nuestros alumnos la mayor gama posible de contenidos y actividades que contribuyan a su mejor formación. En ese aspecto, ya desde el principio trabajamos con todos nuestros estudiantes de dirección, tanto el repertorio bandístico como el de orquesta, análisis de las obras, técnica gestual, técnica de ensayo y práctica con diversas agrupaciones.

Uno de los aspectos fundamentales en la enseñanza de cualquier materia es la experiencia que los profesores pueden aportar a sus alumnos. En ese sentido puedo decir que, tanto Juan José Navarro como yo llevamos muchos años de recorrido profesional dirigiendo agrupaciones amateurs y profesionales, no solamente en el ámbito nacional si no internacional. Haber sido titular de una Banda Profesional (Banda Municipal de Almería) como es el caso de Juan José o de una Orquesta Sinfónica (O. S. de la Región de Murcia) en mi caso, estar en contacto permanente con orquestas y bandas de diversos continentes como USA, América del sur, Asia y Europa, aporta un bagaje muy importante a un director, que en mi opinión es, o debería ser, condición indispensable para impartir una enseñanza y que los alumnos valoran muy positivamente.

P.- ¿Qué ha cambiado y cómo ha sido la respuesta del alumnado a la hora de hacer frente a la “incertidumbre” de la situación?

R.- Muchas cosas han cambiado en nuestro proceder y también en nuestra cabeza en toda esta experiencia que hemos, mejor dicho, que estamos viviendo. Hemos tenido que adaptarnos a la situación, exprimir al máximo nuestra imaginación como un modo de supervivencia. Esto nos ha hecho descubrir algunos aspectos que de otro modo no hubiéramos explorado y que en definitiva pienso que se quedarán entre nosotros.

Es increíble, y en alguna ocasión emocionante, la respuesta recibida sobre todo de los alumnos para hacer frente o salvar esta situación. A veces pienso que tal vez se ha hecho un esfuerzo mayor de superación personal que si no la hubiéramos pasado. Personalmente, y creo que ha ocurrido con todo el mundo, he aprendido muchas cosas como por ejemplo a manejar mejor los recursos digitales, redes sociales, etc. Algunos de estos recursos los seguiremos utilizando, prueba de una aportación positiva de esta “pesadilla”. Hay actividades de las clases online que pueden ser funcionales y que muchos compañeros de profesión seguirán también usando. Hablo obviamente del aspecto de una parte de la enseñanza. Por supuesto que nunca desde el punto de vista de la interpretación pues el contacto directo, presencial, no se puede suplir por nada. Necesitamos ese contacto y esperamos que pronto podamos, con toda la precaución necesaria, volver a una normalidad.

P.- ¿Cómo te definirías como director y qué valores son para ti fundamentales en un buen director?

R.- Comenzaré por la segunda pregunta. El valor fundamental que a mi entender debe poseer un director es la capacidad de aprendizaje continuo y permanente.

La humildad es otro valor imprescindible para estar siempre en un incansable estado de recepción de conocimientos, ideas nuevas. Se puede y debe aprender de las cosas que nos gustan y también de las que no nos gustan y sobre todo de nuestras propias experiencias. La experiencia es un bien muy preciado pero hay que saber utilizarlo, analizarlo continuamente para seguir creciendo como persona y como profesional.

Otro valor fundamental en un director es la comunicación. No es fácil encontrar el equilibrio en este sentido tanto en el ámbito amateur como profesional. Cuando hablo de la comunicación, no me refiero solamente a la verbal, la cual en mi opinión debe ser concisa y clara. Es muy importante para un director saber comunicar a través del gesto, de la mirada, de la actitud y el convencimiento de lo que dirige, ya que a su vez debe transmitirlo y convencer a los músicos.

Un director debe ser honrado consigo mismo y con los músicos a los que se enfrenta. Debe conocer sus limitaciones, intentar conocerse a sí mismo y no pensar que cuando se alcanza un nivel superior al anterior ya está todo conseguido.

Me definiría pues como un director que intenta lograr todos estos valores que acabo de señalar. Algunos los consigo con más facilidad que otros, pero en definitiva, en el intento pienso que está el propio valor.

P.- Teniendo en cuenta tu amplia trayectoria profesional, ¿qué consejos recuerdas especialmente de tus maestros y cuáles sueles dar a tus alumnos/as de dirección?

R.- El primer consejo que les doy siempre (y que aprendí de mis maestros) es que estudien mucho, que dediquen a la formación todo el tiempo que requiere. Analizar las obras, profundizar al máximo en cada una de ellas, investigar sobre su origen, estilo, forma, en definitiva, hacer las obras suyas como si las hubiera compuesto. En el primer minuto del primer ensayo el director tiene que tener muy claro qué quiere conseguir de cada obra en cuanto a sonoridad, carácter, interpretación y cómo conseguirlo.

Como consejo que he recibido también de alguno de mis maestros está el formarse como persona, culturalmente, no cerrarse solamente en la música, ampliar conocimientos.

Obviamente todos los valores expuestos en el punto anterior.

P.- A nivel general, ¿cómo ves el panorama orquestal y bandístico a nivel nacional e internacional?

R.- Sin entrar de nuevo en la realidad actual que condiciona de manera importante la situación, debo decir que el nivel de calidad de las bandas de música con las que tengo alguna relación, ha mejorado mucho si lo comparamos con varias décadas atrás, (yo ya he vivido algunas). El nivel de formación de músicos y directores es mucho más activo. Existen más posibilidades de cursos de formación, masterclass tanto nacionales como internacionales, etc., que hace más competitiva, por ejemplo, la elección de un director y que de algún modo incentiva al resto a buscar ese nivel de preparación. Otro aspecto importante en esta evolución, a mi entender, es también la aparición de un número importante de compositores, de buenos compositores, que escriben música original para banda. Existe un amplísimo abanico de obras de distintos niveles de dificultad que ayudan en gran manera a la elección de una programación adecuada para cada banda y que facilitan su progresión y madurez.

En cuanto al tema de orquestas, se puede decir que de modo paralelo al de las bandas amateurs, existe también, y siempre comparando con el panorama musical de hace décadas, un número importante de orquestas profesionales, aunque menos de lo que nos gustaría, siempre se puede mejorar. Muy positivo es para mí la aparición de orquestas de jóvenes, muchas de ellas vinculadas a las profesionales, que sirven de aliciente importante tanto a músicos que aspiran a ser profesionales como a futuros directores, así como la figura del Director asistente.

En el ámbito internacional y desde mi propia experiencia como invitado en orquestas fundamentalmente profesionales, decir que depende mucho de los países. Si hablamos de Europa, por lo general, destacaría varias cosas. Por una parte, el hábito en los miembros de las orquestas de trabajar en conjunto, de poner su calidad sonora, técnica, al servicio de la orquesta y en beneficio de una interpretación común. Por otra, una gran tradición de un público habituado a asistir a conciertos que, aunque menos efusivo que el nuestro, muestra siempre un gran respeto por nuevas versiones y modos diferentes de concebir la música.

 

 

P.- ¿En qué medida crees que puede afectar al sonido de la orquesta o la banda, cumplir con la distancia de separación, tanto en espacios abiertos como cerrados?

R.- Evidentemente esta situación está obligándonos a cambiar algunos hábitos que no siempre son los más adecuados. Los miembros de cualquier agrupación, y en eso trabajamos los directores continuamente, necesitan estar en contacto auditivo con los demás para poder lograr una sonoridad homogénea, una cohesión rítmica, una forma de interpretación conjunta. El hecho de separar a los músicos crea, no solamente una distancia entre ellos que dificulta la tarea de escuchar, si no una sensación de individualidad, de soledad y desamparo que en ningún caso puede beneficiar al conjunto. Si bien en los espacios cerrados esta separación tiene menos repercusión que los espacios abiertos, adaptamos estas medidas como mal menor, porque no hay más remedio y con el deseo de que pase pronto.

P.- También impartes clases en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Massotti Littel de Murcia”, ¿con qué perspectivas y novedades arrancará el nuevo curso 2020-2021?

R.- Hay una gran incertidumbre en cuanto a la organización de las clases, esperando la evolución de esta situación tal anormal que estamos sufriendo. De momento está abierta la posibilidad de continuar parte de las clases online, no siendo por supuesto lo ideal. Entre las normativas de las que tengo conocimiento, está la de organizar las clases colectivas, en mi caso la Orquesta Sinfónica y los grupos instrumentales de viento, por secciones que no aglutinen un número elevado de alumnos en la misma aula, guardando las distancias de seguridad, etc. Espero y deseo que este curso lo podamos terminar con una cierta normalidad y poder llevar a cabo con éxito la programación del mismo.

P.- ¿En qué proyectos estás inmerso actualmente y cuáles, de los que se puedan avecinar, nos puedes adelantar?

R.- Como puedes observar, la respuesta a la mayoría de preguntas están siempre condicionadas, por desgracia, a la actualidad de la COVID19.

Muchos son los proyectos que se han cancelado, al igual que a la mayoría, algunos que se posponen y otros que desafortunadamente no volverán. El 14 de marzo debía salir de viaje a Estados Unidos para dirigir un concierto con la Orquesta Filarmónica de Denver pero dos días antes todo se fue al traste. Otros conciertos con la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Murcia, un Festival en Francia, el Curso de Dirección en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería, etc. Algunos de estos y otros conciertos en la República Checa, Polonia, Italia están pendientes de fechas.

Entre las fechas más próximas confirmadas están los conciertos que dirigiré en Italia a la Orquesta Sinfónica Siciliana en Palermo a principios de diciembre de este año con un programa español con obras de M. de Falla y algunas piezas de zarzuela.

En cuanto a la actividad pedagógica, a parte de las clases de Diesis en las distintas sedes y el Conservatorio Superior, anunciar un Curso de Dirección que impartiré en Pozo Estrecho en febrero de 2021. 

P.- ¿Qué mensaje de ánimo enviarías para reivindicar la música como bien necesario en nuestra sociedad?

R.- Una de las coincidencias en la opinión de la sociedad en general durante el tiempo que hemos pasado confinados, ha sido que la música nos ha salvado en cierto modo de una situación casi insostenible. Muchos han sido los músicos que desde los balcones, desde las redes sociales, han deleitado y han hecho más llevadero un estado de ánimo tan angustioso. Esto que puede parecer una  anécdota o un simple entretenimiento, debería hacer reflexionar a todos de lo necesaria que es la música para el ser humano. Esta necesidad, en mi opinión, no solamente debe ser reivindicada hacia las administraciones y los responsables políticos para que sean conscientes de esta realidad y apoyen, entre muchas cosas, un sistema básico de educación desde el principio, sino también a la sociedad en general, a los propios músicos, aficionados y consumidores de la misma que asisten a conciertos, etc. Todos debemos hacer un esfuerzo permanente para que la música ocupe el lugar que le corresponde.

Recientemente he leído la noticia de que el Gobierno de España declarará las bandas de la Comunitat Valenciana como “manifestación representativa del patrimonio cultural inmaterial”, reivindicación trabajada, creo, por la FSMCM. Tal vez éste pueda ser un ejemplo para que todos los colectivos remen en la misma dirección.

Como vivencia me gustaría contar que, cuando se inició la propuesta en Murcia, allá por el año 1995, de la creación de una orquesta, un grupo de músicos hablaron conmigo para que me hiciera cargo de la dirección de la misma. Los responsables políticos de la época no querían ni oír hablar de apoyar una orquesta profesional. El primer concierto, el de presentación, lo ofrecimos con mucho esfuerzo y trabajo, no solamente gratis sino con la exigencia por parte de la Consejera de Cultura, en un principio, de cobrarnos el alquiler del Auditorio. Al cabo de 6 años de insistencia, de duro trabajo, de dificultades económicas y de buscarnos la vida para subsistir, el Gobierno murciano, en vista de los buenos resultados demostrados a lo largo de este periodo, decidió apoyar el proyecto y crear la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia.

Con este relato quiero enviar un mensaje de ánimo y sobre todo de concienciación de que las cosas no se consiguen solas. No podemos estar siempre esperando que nos solucionen otros, que se responsabilicen otros. En definitiva, debemos luchar siempre por hacer realidad nuestros sueños, en ocasiones lo lograremos y en otras quizás no, pero como decía anteriormente, en el esfuerzo está nuestro valor.

P.- Por último, ¿te gustaría añadir o destacar algo más?

Agradecerte Cecilia la posibilidad de expresar mis opiniones a través de esta interesante entrevista y a Nuestras Bandas de Música por la labor de difusión e información de toda la actividad musical que acontece en nuestro país.

Pues con estas palabras de José Miguel Rodilla, finalizamos esta entrevista, no sin antes agradecerle su amabilidad y predisposición para contestar todas nuestras preguntas. Muchas gracias José Miguel, desde NBM te deseamos lo mejor. Hasta pronto.

Cecilia Ortuño.

Colaboradora NBM.


José Miguel Rodilla Tortajada

Nace en Llíria (Valencia), realiza estudios superiores de Clarinete, Dirección y Composición en los conservatorios de Valencia, Alicante, Rotterdam (Holanda) y Mozarteum de Salzburgo (Austria). Participa entre otros, en diversos cursos de perfeccionamiento con los maestros J. Collado, M. Gielen y A. Cecatto.

Comienza su actividad como director de orquesta con la Orquesta del Conservatorio de Murcia (1990-1996), con la que realiza varias giras por España, Hungría y Portugal, siendo galardonado en 1991 con el Premio al Joven Director en el X Festival Internacional de Orquestas de Jóvenes de Murcia.

En la actualidad es Catedrático de Clarinete del Conservatorio Superior de Música de Murcia así como Director de su Orquesta Sinfónica, Director artístico del recientemente creado MúVyN ENSEMBLE y Profesor de Dirección de la Academia Diesis.

Ha sido director titular y artístico de la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia desde su fundación en 1996 hasta el 2012, elevándola a altas cotas de nivel artístico. Director invitado habitual de la Philharmonie Hradec Králové en la República Checa, ha dirigido también prestigiosas orquestas como la Prague Radio Symphony Orchestra, Israel Symphony, Sinfónica de RTVE, Comunidad de Madrid, Orquesta de Valencia,  Sinfónica del Principado de Asturias, Orquesta de Extremadura, Toronto Philarmonia, Filarmónica de Buenos Aires, Istambul State Symphony, Baden-Baden Philarmonie, Beijing Symphony, Sinfónica Municipal de Caracas, Nacional de la Radio de Bucarest, Bohuslav Martinu Philharmonic, Moravian Philarmonic Olomouc, North Czech Philarmonic, Karlovy Vary Symphony, Sinfónica de Aachen, Sinfónica de Szeged, Bilkent Symphony en Ankara, Xiamen Philarmonic, Lomza Chamber Philharmonic, Sinfónica de Monterrey, Filarmónica de Jalisco, Orquesta Camerata XXI “Ciutat de Reus”, Sinfónica de Santa Fe, FVG Mitteleuropa Orchestra Udine, Orquesta de Cámara “Milano Classica”, Orchestra da Camera Fiorentina, Lake Como Philharmoniker, Sinfonica de la provincia di Lecco, Nacional do Porto, Metropolitana de Lisboa, Orquestra do Algarve, Filharmonia Czestochowa,  Sinfónica de la Academia de Poznan, Sinfónica de Kuzbass en Kemerovo, Sinfónica Nacional de Paraguay, Sinfónica de Bari, Grupo Enigma, Sinfónica de Castilla y León, Orchestre Bayonne, Sinfónica de la Radio de Bratislava y Orquesta Ciudad de Málaga, entre otras, así como las formaciones corales Orfeón Pamplonés y Orfeón Donostiarra.

El maestro Rodilla es invitado habitualmente a dirigir en eventos internacionales como el prestigioso Festival Cesky Krumlov (República Checa), "Ravello Festival” en Italia o la Temporada Internacional en el Teatro Teresa Carreño de Caracas. En 2011 dirige la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires siendo su debut en el Teatro Colón de la capital argentina. Fue invitado también a dirigir en el Teatro de la Zarzuela de Madrid la reposición de la zarzuela El relámpago del maestro Barbieri.

En su trayectoria profesional como director ha colaborado con solistas de la talla de Joaquín Achúcarro, Sol Gabetta, Michel Camilo, Steven Isserlis, Pepe Romero, Stefan Dohr, Vadim Gluzman, Ludmil Angelov, Javier Perianes, Tedi Papavrami, Konstanty Kulka, Luis González, Iván Martín, Asier Polo, Leonel Morales, Guy Touvron, Jan Simon y acompañando  habitualmente a cantantes tan relevantes como Ana María Sánchez, María José Montiel, Elisabete Matos, Ainhoa Arteta, Carmen Linares o Steven Salters.

Su repertorio operístico es extenso, e incluye obras como Carmen, Norma, La Traviata, L´elisir d´amore, Lucia de Lamermoor, Cavalleria rusticana, Pagliacci y Marina. Su labor en producciones de zarzuela como: La tempestad, La tabernera del puerto, La Revoltosa, Gigantes y cabezudos, La viejecita, Luisa Fernanda, El rey que rabió, La canción del olvido y El relámpago ha merecido numerosos elogios.

Ha actuado en los teatros y auditorios españoles más importantes, así como en prestigiosas salas de conciertos de Europa, Asia y América.

Ha realizado diversas grabaciones bajo el sello RTVE así como para RNE, Radio Nacional Checa, Radio Nacional Rumana y Radio Eslovaca.

En el ámbito pedagógico ha impartido clases magistrales y cursos de dirección de orquesta en la Academia de Música de Poznan (Polonia), Universidad de Valencia, Alicante, Murcia y Almería, Ateneo Paraguayo en Asunción Paraguay, etc.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Septiembre 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Vídeos + Recientes

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline