Hablamos con el equipo de la Unidad de Medicina de la Música del Hospital de Manises

Entrevista Unidad Medicina Musica Artes Escenicas Guillermo Dalia José Dapena

En esta nueva entrevista de Nuestras Bandas de Música hablamos con Guillermo Dalia, Blanca Sandoval y José Dapena sobre la Unidad Medicina de la Música y las Artes Escénicas.

'Un cuerpo con tensión no puede sonar adecuadamente', por eso desde Nuestras Bandas de Música hemos querido profundizar y conocer más de cerca la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises. El equipo está formado por Pilar Román (Médico Rehabilitador y Directora de la Unidad), Guillermo Dalia (psicólogo), José Dapena y Carlos Villanueva (fisioterapeutas) y Blanca Sandoval (Médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación).

A veces olvidamos que los movimientos repetidos, la presión de actuar ante el público o una postura forzada puede provocar lesiones en cualquier instrumentista, ya sea profesional o no. Hablamos con Guillermo Dalia y José Dapena, sobre este proyecto tan necesario e interesante. Esto es lo que nos han contado:

P.- ¿Qué es la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises y con qué especialistas cuenta?

R.- La Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas es un Unidad especializada para tratar las dolencias y patologías que sufren los músicos derivadas por su propia actividad. La Unidad cuenta con Médicos Rehabilitadores, Traumatólogos, Otorrinolaringólogos, Neurólogos, Dermatólogos, Alergólogos, Fisioterapeutas, Logopedas, Psicólogos y Nutricionistas.

P.- ¿Cuál es el momento actual que vive la Medicina de la Música y las Artes Escénicas en cuanto a estudios y avances relacionados con la misma?

R.- La Medicina de la Música y las Artes Escénicas es una especialidad dentro de la salud poco conocida en nuestro país, existen asociaciones de especialistas en salud en este campo en otros países, sin embargo en España es poco conocida incluso por el propio colectivo sanitario también por los propios músicos y artistas.

P.- A pesar de ser muy necesario, si no me equivoco, este proyecto es centro único en la red de hospitales públicos. Después de más de dos años en funcionamiento, ¿cuáles son las patologías más comunes que os soléis encontrar y que presentan los instrumentistas?

R.- Desde la parte de fisioterapia las patologías más frecuentes vienen todas relacionadas por un exceso de tensión. La tensión no sólo viene dada por malas posturas, sino por malos hábitos, problemas propios del paciente, falta de ejercicio, o en muchas ocasiones falta de tonificación.

Los mayores problemas que encontramos son aumentos de tensión en antebrazos y problemas en la zona de articulación temporomandibular (ATM) y/o embocadura:

El problema de los antebrazos suele venir dado por 2 razones principalmente. Uno es el exceso de fuerza que realiza el paciente, no sólo para tocar, sino para agarrar el instrumento. Es aquí donde el concepto “eutonía” (del griego «eu»: buen, justo, armonioso, óptimo; y «tonus»: tono, tensión), debe ser aprendido. La otra razón es debido a una falta de independencia y de fuerza en la musculatura de la mano.

Los problemas de la ATM son muy típicos en nuestra Comunidad, ya que hay muchos instrumentistas de viento. Un exceso de tensión, apretar los dientes cuando dormimos, etc. ayudan a que los problemas se agudicen. Lo más importante en estos casos es la detección precoz de dolor o de chasquidos a la hora de abrir a boca o de tocar el instrumento. Además, una falta de fuerza en la musculatura de la embocadura, puede acabar ocasionando lesiones graves, a la hora de interpretar.

P.- A nivel general, ¿qué técnicas podemos utilizar como prevención de lesiones y mantenimiento diario de un músico?

R.- Hay una serie de principios básicos que deberíamos tener en cuenta a la hora de tocar:

1º: Calentar antes de tocar. No se habla de hacer escalas suavemente, sino de una preparación del cuerpo. Simplemente con que nos frotemos un poco antes los antebrazos, las manos y la zona de la embocadura (los de viento), y hagamos un poco de movilidad articular puede ser suficiente. Lo que buscamos es simplemente que el corazón bombee la sangre más rápido al músculo.

2º: Después de tocar, y pasados unos 5 o 6 minutos, deberíamos estirar los diferentes músculos que más han sido solicitado. Lo importante del estiramiento es que haya tensión, pero no dolor; es decir, buscamos estirar en rangos no dolorosos. Los estiramientos deberían durar entre 15 y 20 segundos aproximadamente.

3º: El ejercicio físico es la clave de todo. Tenemos que ser conscientes que un músico es un atleta del músculo pequeño. Es importantísimo tener una buena condición física. Hacer ejercicio con regularidad nos garantizaría estar en mejor condición para poder tocar.

P.- ¿Cuáles podrían ser unos buenos ejercicios para estirar y calentar antes de tocar a nivel básico o para practicar desde pequeños?

R.- Del calentamiento, con hacer un poco de frotación y de movilidad articular, ANTES de tocar sobraría. El calentamiento puede durar entre 4 o 5 minutos.

Respecto a los estiramientos hay que tener en cuenta que cada instrumento tiene sus estiramientos específicos. Por ejemplo, un violinista no adopta la misma postura que un flautista. Es por ello que tenemos que ver que grupos musculares trabajan en acortamiento y cuales, en estiramiento, para hacer un estiramiento específico. No obstante hay 4 estiramientos que deberíamos hacer prácticamente con todos los instrumentos.

P.- Cuando el dolor ya ha entrado en escena, a grosso modo ¿qué debemos hacer?

R.- Siempre consultar. No pensar que el dolor es normal. Tenemos que ver el motivo por el cual algo nos esta doliendo. Si algo duele, es que algo está fallando. El problema viene cuando el dolor es continuo, un dolor que lleva años de duración. No debemos permitir que esto ocurra. Si algo duele, es que algo estamos haciendo mal. Puede ser falta de tonificación, no estirar después de tocar, un mal abordaje del instrumento. Por lo tanto, seguramente por razones de nuestra cultura, tendemos a consultar cuando está todo ya mal, cuando está instaurado. Al menor síntoma, o a un síntoma leve que pase cada poco tiempo, habrá que acudir al especialista para ver que es lo que está pasando.

P.- En el caso de que haya ansiedad, ¿qué consejos daríais sobre cómo se debe tratar o afrontar?

R.- La ansiedad escénica es una molestia muy frecuente entre músicos, la sufren entre un 60 y 80 %, y más aquellos músicos de “música clásica”. La ansiedad escénica tiene unas repercusiones muy negativas en los músicos, por una parte provoca que se reduzca en nivel y el rendimiento que desarrollan en el escenario, ante un concierto, prueba o audición. Pero además también les provoca problemas físicos, pues la respuesta fisiológica se altera: tensión muscular, taquicardia, hiperventilación, etc., provocan a la larga verdaderos problemas físicos y lesiones corporales. Lo importante en este tema es que los músicos sepan que la ansiedad escénica es una conducta inapropiada que se puede corregir y controlar. Que no se resignen a pensar que es normal estar nervioso y tenso ante una actuación.

P.- Una vez que conocéis el diagnóstico, ¿qué tratamientos individuales y grupales lleváis a cabo con los pacientes y en qué consiste cada uno de ellos?

R.- Desde la parte de fisioterapia un tratamiento grupal no nos está siendo tan factible. Cada persona, independientemente de que toque el mismo instrumento, tiene ciertas compensaciones o tensiones que otro músico no tiene. Es por ello que nos centramos en un tratamiento más individual.

En primer lugar lo que hacemos es una vista del músico con el instrumento. No nos fijamos únicamente en como toca, sino en el abordaje que hace el músico a la hora de colocarse el instrumento. Una tensión previa por un mal abordaje, es más importante, bajo nuestro punto de vista, que una postura más o menos deficiente. Una vez analizado esto, ya nos disponemos a tratar y ha de enseñar diferentes herramientas al músico para pasar a un abordaje del instrumento más eficiente.

Paralelamente a esto, hacemos en mayor o menor medida un tratamiento centralizado en el cerebro. El cual consiste en buscar una plasticidad cerebral, que debido al exceso de repetir y repetir, el músico va perdiendo, lo que ayuda a cronificar el dolor.

No nos podemos olvidar de trabajar una buena mecánica respiratoria, que será imprescindible en todos los músicos, sean de viento o no. No es solo importante como coger el aire, sino como tirarlo.

P.- ¿Creéis que las infraestructuras de las Escuelas de Música, Conservatorio, Auditorios y Teatros cuentan con los medios y recursos idóneos para evitar lesiones de músicos? ¿Qué propondríais al respecto?

R.- Es una triste realidad que en los Conservatorios no existan asignaturas prácticas que vayan educando a los estudiantes a cuidarse física y mentalmente, a que realicen comportamientos para prevenir las dolencias tan comunes entre ellos. También ocurre en el área profesional, en las orquestas y bandas de música profesionales no se toman medidas para paliar estos problemas.

P.- Por último y a nivel general, ¿os gustaría destacar algo más?

R.- Es importante que los músicos se sensibilicen en los temas de salud, que tomen medidas para no sufrir lesiones y enfermedades propias de su actividad. El 75 % de músicos sufrirán alguna dolencia importante en su vida, sobre todo problemas musculoesqueléticos, esto es algo que debemos paliar. Los propios músicos han de realizar campañas de sensibilización entre ellos, directores de Bandas de Música, Directivas de asociaciones musicales, de conservatorios y academias de música deben promover acciones para ello: organizar cursos prácticos para los músicos, conferencias, talleres, promover actividades... dar a conocer la Unidad.

Pues con este mensaje de estos grandes profesionales finalizamos esta entrevista, no sin antes agradecerles su amabilidad y felicitarles por la gran labor que llevan a cabo. Muchas gracias y hasta pronto.

Cecilia Ortuño.
Colaboradora NBM.

Más información sobre la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises

Guillermo Dalia y Pilar Muñoz 

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Octubre 2020
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline