ÚLTIMAS NOTICIAS

'Personajes que dejaron huella en Alzira', una crónica de Alfonso Rovira

Hoy Alfonso Rovira, Cronista Oficial de Alzira, dedica su crónica semanal a Eduardo Vicente Bono Montalvá, fundador de la Sociedad Musical de Alzira.

 

 

Personajes que dejaron huella en Alzira

Eduardo Vicente Bono Montalvá, fundador de la Sociedad Musical de Alzira

"Dame un hombre que no sea esclavo de sus pasiones y le colocaré en el centro de mi corazón”. Así lo manifiesta Hamlet, en la escena X del capítulo III de la obra de Shakespeare.

A Eduardo Vicente Bono Montalvá, bien se le podría atribuir este monólogo; fue un alcireño que estuvo siempre dispuesto a trabajar por su pueblo. El 22 de enero de 2021, hubiera cumplido 110 años. Nació este mismo día de 1911 en la calle Mayor San Agustín, en el Arrabal del mismo nombre y, como muchos de sus paisanos de aquella época, cursó estudios en las desaparecidas Escuelas Pías. Años más tarde emprendería su labor diaria en el Registro de la Propiedad de Alzira. El próximo sábado 20 de febrero se cumplirán 44 años de su fallecimiento.

Un hombre de bien, a quien la ciudad de Alzira, en el momento de su óbito, lloraba su desaparición; con él se perdía una persona cuyos problemas fueron siempre los del prójimo. Puestos a resaltar algunos detalles de su buen hacer, es bien sabida su calidad de promotor y mecenas de lo que hoy es el gran milagro de la Sociedad Musical de Alzira, de la que fue fundador con otros alcireños, que ya cumplió medio siglo.

En 1943, siendo primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Alzira, en la legislatura del alcalde don Lisardo Piera Rosario, acudió en representación de la Corporación al acto de despedida del director de la banda de música, don Carlos Cosme Bergantiños, que se celebró en el Gran Teatro Municipal. Finalizado el concierto subió al estrado para transmitir al director -que se trasladaba a Alicante-, el acuerdo de la Corporación de otorgarle y hacerle entrega de la medalla de la ciudad, por su meritoria labor artística desarrollada en Alzira.

Solo transcurrieron unos años para que Eduardo Vicente Bono, volviera a tener contacto con la música. Después de la despedida de don Carlos Cosme, la banda se disolvió. Llegó poco después el maestro Matías Grau Aragó, quien con jóvenes alcireños formó la que vino en llamarse “Banda del Frente de Juventudes”, que terminaría su existencia tras un repentino fallecimiento del mestre Grau en 1952.

Miguel Villar González, autor de muchas obras, entre ellas el pasodoble “Radio Alzira”, tomó el relevo, pero solo estuvo unos meses; merced a ello, la Banda quedó disuelta.

La reanudación fue cuando llegó a la alcaldía José Pellicer Magraner, un hombre sabedor de las inquietudes de un grupo de músicos alcireños por recuperar las raíces musicales de nuestra población. Con este motivo se reunió con Miguel Simó, Emilio Calatayud, Bernardo Roig, Juan Marimón, Antonio Simó y Fernando Pérez Galindo, el 11 de julio de 1967, dando lugar a la creación de la primera junta directiva provisional, comenzando la difícil andadura musical con la colaboración del maestro Francisco Ruiz Roldán, que dirigió un corto tiempo a los músicos veteranos que iban reincorporándose a la banda. Pocos meses después, el 28 de diciembre, 32 alcireños acuerdan constituir una asociación cultural que comenzó su andadura con el nombre de Sociedad Musical de Alzira.

Al mismo tiempo, Eduardo Vicente Bono, ocupado en la colaboración que siempre le era propicia cuando estaba inspirado por el altruismo, es cuando José Pellicer le confía formar la Sociedad Musical, consiguiendo que un buen plantel de alcireños, se interesaran por la formación de una banda de música, legítimo orgullo hoy de lo conseguido, no sin grandes quebraderos de cabeza.

La Banda comenzaría a “rodar” siendo dirigida por José María Sanchis Chapa, al que seguiría Francisco Hernández Guirado, quien se integró como un alcireño más, donde transcurrieron dieciocho importantes años de incansable, fructífera y próspera labor desarrollada por el mestre.

Eduardo Vicente Bono fue un paladín de la Banda de Música de Alzira, laborando junto con Abel Barceló, primer presidente de la Sociedad Musical. En julio de 1972, Concepción Úbeda, esposa de Eduardo Vicente Bono, obsequió a la banda con una bandera, apadrinando su bendición en la iglesia de Santa Catalina, con el entonces presidente Ricardo Bellver.  

Pero nuestro paisano no sólo fue un hombre activo en pro de la música; su perfil humano quedó como ejemplo vivísimo de una porfía dedicada al bien. Nada le era ajeno, si la empresa representaba una ayuda, un auxilio, todo cuando pudiera contribuir a mejorar al necesitado; todo cuanto era realizable en pro de su pueblo, tenía en él un auténtico paladín. Hace más de sesenta años, el edificio de la Casa de Beneficencia, regida por las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, atravesaba una situación económica de carácter grave, una noche, en una tertulia de casino, lo hizo saber a sus amigos y con aportaciones y su colaboración, se inició la recuperación de lo que esta santa casa de caridad, hoy Colegio Santos Patronos.

Pasaron unos años y, ante la difícil y precaria situación de las Hermanitas de Ancianos Desamparados en la casa de la calle San Roque, frente al Ayuntamiento, en situación ruinosa, contribuyó en la construcción de una residencia en la partida del Alborgí para los ancianos allí acogidos, en la Avenida Luis Suñer. El recordado empresario alcireño  que fue el presidente de la junta de obras en la que contribuyeron todos los vecinos para levantar esta gran obra de tan querida congregación centenaria en Alzira.

El 6 de abril de 1968, Eduardo Vicente Bono, apadrinó la bendición del Paso de la Santa Cena de la Semana Santa de Alzira, con Milagros Rosell Ferrandis, en la parroquia de los Santos Patronos.

Alzira perdió a un hombre ejemplar, defensor de los valores fundamentales del hombre.

Eduardo Vicente Bono”, también es un pasodoble que escribió el músico alcireño Eduardo Peris Oliver, que el día de su entierro la Banda -su Banda- interpretó en su despedida, abriéndose la música en oración hasta el trono del Padre, para que desde allí, Eduardo Vicente, pudiera escuchar el homenaje póstumo de esta ciudad, que hoy aún le recuerda. 

Alfonso Rovira. Cronista Oficial de Alzira

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline