‘La Banda Municipal de Jaén y la recuperación del patrimonio bandístico’, un artículo de Antonio Santodomingo

Compartimos en exclusiva el artículo de nuestro colaborador Antonio Santodomingo 'La Banda Municipal de Jaén y la recuperación del patrimonio bandístico'.

La centenaria Banda Municipal de Jaén ofreció el 30 de enero del presente año un concierto de recuperación patrimonial bandística en el Aula Magna de la Universidad de Jaén. Tuvo lugar dentro del II Congreso Internacional de la Comisión “Bandas de Música” de la Sociedad Española de Musicología, que se ha celebrado en la universidad jienense con el título “La banda de música en el foco: nuevos paradigmas de investigación bandística en España”.

Isidoro Lara Martín-Portugués, en su monografía «La Banda Municipal de Música de Jáen, 2000», documenta la primera presentación oficial de esta agrupación musical en un concierto ofrecido el 15 de agosto de 1901, aunque también identifica que sus antecedentes arrancan desde el siglo anterior.

La Municipal jienense ha sido dirigida en esta ocasión por su titular Juany Martínez de la Hoz Casas (43 años, Mancha Real). Juany dirige a los músicos de la Municipal desde 2014, aunque anteriormente ya formó parte de ellos como profesora de clarinete y directora invitada. No le agrada que se la valore profesionalmente como mujer dentro de una profesión como es la dirección orquestal y bandística, dominada tradicionalmente por el hombre, según confesó a Jorge Pastor en una entrevista en 2015 para «IDEAL».

 

 

Aunque por otro lado, en ocasiones aprovecha para defender la presencia de la mujer en los puestos directivos. Afirma que la mujer puede ofrecer en la dirección musical “una mayor sensibilidad… En la dirección, las mujeres impregnamos la música de sensaciones”, según declaró a Aurora Guzmán para «Andalucía información» en 2018. No en vano fue galardonada con el “Premio Jaenera 2017” por el Ayuntamiento de Jaén, en virtud de su destacada dedicación y defensa de la igualdad real y efectiva de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.

Pasado ya el primer lustro al frente de los músicos municipales, se puede asegurar que se han cumplido tres de los principales objetivos que se propuso. El primero, el contacto permanente con todas las asociaciones de la ciudad. El segundo, el afianzamiento de la Municipal de Jaén como agrupación musical de referencia nacional, apoyándose en un repertorio de calidad basado en ejes temáticos. Y el tercero, la elaboración de programas que abarquen un amplio abanico de público, desde los más jóvenes hasta los más mayores, desde los más diletantes hasta los más versados.

Precisamente, con el predominio de estos últimos estuvo formado el auditorio que asistió el jueves 30 de enero al concierto que ofrecieron los profesores de la Municipal. Fueron presentadas 6 piezas que algunos investigadores del congreso de la Comisión “Bandas de Música” de la SEdeM han desempolvado de los archivos. Aitor Escorza preparó la edición crítica del pasodoble humorístico «Les Fogueres de San Chuán» (1930), respetando el título original de su autor Luis Torregrosa García, director también de la Municipal de Alicante en aquel año. El pasodoble es himno oficial de la fiesta alicantina desde 1995, aunque ya venía ejerciendo esta función desde mucho antes. Ya existían varias ediciones como la del mismo año de su estreno a la que José Ferrandiz añadió letra, además de otra de 1952. Esta nueva edición crítica de Aitor Escorza se realiza a partir del manuscrito original encontrado en la Biblioteca Musical de Compositores Valencianos del Ayuntamiento de Valencia. La directora Juany Martínez-de la Hoz condujo el pasodoble a un tempo muy alegre que reforzó el carácter humorístico de la pieza. Y siguió con él incluso hasta en la copla “En la mar mansa i lluentosa” ejecutada en esta ocasión por el trompeta. El pasodoble utiliza temas populares para resaltar la intención jocosa y cómica del mismo, como “Tres pardalets i una mone-e-ta”, además de otros recursos como disonancias en los metales que los músicos de la Municipal subrayaron intencionadamente.

El profesor de la Universidad de Costa Rica Mauricio Araya presentó «Atardecer Guanacasteco» (1938) de Jesús Bonilla Chavarría, natural de Guanacaste y director de la banda militar de Alajuela. La pieza es un pequeño poema descriptivo asociada a un texto literario del mismo autor, unos párrafos explicativos con sus impresiones sobre el crepúsculo en la pampa guanacasteca. La obra presenta unas suaves y serenas líneas melódicas, además de una armonía sin complicaciones. Todo ello se estructura en dos partes, moderato y vals, que los profesores de la municipal jienense presentaron con un sedoso contraste y delicados matices, como los del morendo final que dejaron al auditorio en suspense.

LUMO (1992) es una marcha mora del alginetino Ramón Ramos Villanueva, calificada de “pequeña joya musical” tanto por la directora Juany Martínez-de la Hoz como por el responsable de la edición crítica Héctor Oltra García. Es la primera vez que se interpretaba ya que fue rescatada durante el transcurso de las investigaciones doctorales de su editor. Desde los primeros compases tuvimos ocasión de comprobar que no exageraban en calificativos. Según Héctor Oltra “LUMO combina la tradición popular con el compromiso estético del autor por la música contemporánea, llevando a cabo un ejercicio de simbiosis entre el estándar tradicional de la marcha mora y los recursos de su propia dialéctica musical”. La Banda Municipal de Jaén nos presentó una versión majestuosa con potentes metales y percusión. La paleta de matices en forte no restó claridad de escucha para apreciar la mezcolanza de elementos y caracteres, como la serie tetrafónica combinada con escalas de segunda aumentada.   

Juan Carlos Galiano Díaz recupera el pasodoble de Eduardo López Juarranz titulado «San Fernando» (1878). El editor reconoce en esta breve pieza, varios elementos que lo identifican como uno de los precursores del pasodoble de concierto. Destaca la ausencia en la instrumentación de las cornetas y tambores, típicos instrumentos para el desfile, un motivo sincopado que trunca la regularidad del ritmo en la primera sección y la presencia de recursos agógicos como ritardando, acelerando y calderón. Esto evidencia que Juarranz no compuso este pasodoble pensando en su utilización para la marcha de las tropas, sino para ser interpretado en concierto. Juany Martínez-de la Hoz también resaltó que el registro tan agudo de los clarinetes es más propio de las flautas. Además de la función exclusiva de acompañamiento del fagot, con total ausencia de desarrollo melódico ni contrapuntístico. Sorprendió en el auditorio el final provisional y no conclusivo debido a la decisión del editor de no repetir el trío, tal y como aparece en la primera edición de 1878 en la revista de música militar el «Eco de Marte».

La marcha fúnebre “San José, una Buena Muerte” (1962) de José Ortega Ortega ha sido editada por el profesor del Conservatorio Profesional de Música Andrés Segovia de Linares, Juan Francisco Pérez, a partir de los papeles conservados por la familia del autor. La pieza presenta un esquema representativo del género con unos vuelos melódicos muy íntimos. Los músicos de la municipal jienense supieron imprimir su sello particular, mediante una interpretación en la que lucieron su experiencia en un tipo de piezas muy similar que año tras año ejecutan durante la Semana Santa andaluza.

Cerró el concierto la composición de Manuel López Farfán «Concierto para dos o tres clarinetes con acompañamiento de banda militar» (1909). Ainara Isabel Valls Guerrero se ha basado, para la edición, en los manuscritos que se conservan en el legado de López Farfán que custodia la Banda Municipal de Sevilla. Además, se ha tenido que enfrentar a importantes dilemas editoriales para plasmar esta obra de mayor formato, a la plantilla de la banda actual: “la escritura de más de una voz de un instrumento en un único pentagrama, ya que no se conocía con exactitud si correspondía a un solo o a un unísono, así como la alternancia de diferentes tipos de acentos sin ningún rigor… o la inclusión de la lira y timbal en sib”. A esto hay que añadir los ajustes realizados por los profesores de la municipal al arreglar las partes para dos liras, en una sola y su trasporte a la tonalidad actual. Así como la reducción de la instrumentación en las secciones concertantes, para una mayor claridad de los solistas. Esta pieza, que se asemeja más a una rapsodia que a la forma típica del concierto decimonónico, puede ser interpretada por 2 o 3 clarinetes ya que el discurso recae en dos de ellos, ejerciendo el tercero funciones de apoyo. En el primer movimiento de la pieza, los clarinetistas Antonio Vera, Enrique Jesús Cruz y Antonio Guzmán se encargaron de todo el diálogo de una forma limpia y con unas intervenciones muy equilibradas. La banda adquirió mayor presencia en el segundo movimiento de una forma tan elegante que no empañó la claridad en la virtuosística ejecución de los solistas.

Los músicos de la Municipal de Jaén dejaron una sensación sonora muy compacta y equilibrada. Se enfrentaron a un repertorio de ediciones nuevas con una maestría espectacular, sabiendo que lidiaban con un público que podría haber sido difícil de cautivar. Demostraron un inteligente equilibrio entre todas las familias instrumentales, pues en el resultado final no se aprecia la delgadez de algunas cuerdas como la de los clarinetes y los saxofones. Sin duda, sería más que conveniente un mayor esfuerzo paulativo por parte de la Administración municipal por completar con varios profesores más estas secciones para lograr un perfecto equilibrio sonoro del conjunto.

Una vez más ha quedado demostrada la necesidad de una estrecha colaboración entre los diferentes especialistas como son documentalistas, musicólogos, profesores intérpretes, editores y divulgadores. Es muy necesario un trabajo conjunto para que el resultado final posea la calidad, consistencia y durabilidad que el público se merece.

Antonio Santodomingo Molina
2/2/2020


Antonio Santodomingo Molina procede de la La Societat Artístico musical “La Vall” de Càrcer (València). Doctor en música por la Universidad Complutense de Madrid con un trabajo sobre la Banda de Alabarderos, galardonada con el IGEB Research Award 2018 por The International Society for Research and Promotion of Wind Music. Finalista en los Premios Ejército 2016 (Ministerio de Defensa de España) en la modalidad de investigación en Humanidades y Ciencias Sociales. Exprofesor de la Unidad de Música de la Guardia Real y miembro de la Comisión “Bandas de Música” de la Sociedad Española de Musicología.

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Febrero 2020
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline