‘Serenata’, un artículo de Manuel Castelló

Compartimos el artículo 'Serenata' (Cantos a la Santísima Virgen de la Paz), de Manuel Castelló.

En Agost, mi pueblo, en la comarca del “Alacantí”,  durante el mes de Enero estamos inmersos de lleno en las celebraciones de las fiestas patronales en honor a la Santísima Virgen de la Paz que se celebra el día 24. Por estas tierras hay un viejo adagio referente al  “Misteri de Elx” que reza así: “Qui no té la vespra no té la festa” (Quien no tiene la víspera no tiene la fiesta) puesto que el dicho “Misteri” consta de dos partes: “La Vespra y la Festa”. Bueno, pues siendo así tan cierto, en Agost , el 23 de Enero, víspera de la Virgen de la Paz se celebra una SERENATA así con mayúsculas; una serenata con voces populares que dicta un consueta a los cantantes, con música y ritmo de nuestros instrumentos populares, “la xaramita y el tabalet”, cómo era antaño y sigue siendo en estas latitudes del antiguo reino de Valencia. En dicha Serenata se cantan romances y folías, y en ellos se van conformando las tres oraciones de los cristianos: Padre Nuestro, Salve y Gloria, todo ello con preludio de los antedichos “dolçaina i tabalet” con una música ancestral cuyos giros melódicos nos recuerdan, por estar emparentadas, a alguna de las Cantigas del códice de Alfonso X el Sabio.

 

 

Recordemos que, Agost queda geográficamente al sur de lo que antaño fue la partición del reino en Campo de Mirra (El tratado de Almizra) y que le tocó en la partición al reino de Castilla, y seguramente por ello la patrona es la Virgen de la Paz, la misma imagen que el rey sabio veneraba y llevaba en una tienda a modo de capilla o “Tabernáculo” en sus batallas contra los musulmanes, y cuya imagen original de caoba revestida de plata pura se venera en el altar mayor de la catedral de Segovia, por donación del rey sabio a dicho templo, al lado mismo de donde juraron los  Fueros de Castilla los reyes Católicos, Isabel y Fernando.

Otra coincidencia es que “La Serenata de Agost” se canta en castellano, así como todos los cantos religiosos, no así los villancicos o “Cançons Nadalenques” que se cantan en valenciano, nuestra lengua vernácula, formando un contraste lingüístico, puesto que, Agost es desde siempre valenciano parlante.

Todas estas disquisiciones, me han venido a la mente hace unos días cuando iba al huertecito a estar en contacto directo con Natura y vi atravesar la carretera a unos escolares que bajaban del autobús camino del museo de alfarería. Los muchachos en vez de cantar canciones como en mis tiempos de escolar hacíamos, iban repitiendo unas proclamas que gritaban sus guardadores o maestros, a semejanza de los reclutas americanos en la película yanqui “La chaqueta metálica”. Confieso que me estremecí, no lograba comprender como podía una cultura imperialista sin ninguna tradición cultural ni de ninguna índole, incidir tanto en un pueblo que posee tan gran legado histórico, artístico, musical y cultural en todos los órdenes, hasta anularlo casi por completo, llámese Halloween, Blackfriday…. y en vez de canciones populares, que poseemos infinidad de ellas, canciones de Mona, albaes, nadalenques… gritamos proclamas al estilo yanqui. ¿Cómo estamos educando? Siendo el valenciano un pueblo único, singular en nuestra tradición musical y sobre todo bandística, y además de poseer un tan rico y amplio cancionero popular, me resultaba ¡Increíble! lo que estaba viendo y oyendo.

Recordé a mi maestra de párvulos, doña Visi se llamaba aquella maestra alicantina, nos enseñaba todas las canciones habidas y por haber, incluso alguna en “galego” siendo así que, todos cantábamos, sobre todo los días de excursión, y los que asistían en la academia de la banda a clase de solfeo, no tenían ningún problema en la entonación de las lecciones del “Progreso Musical”, libro que utilizaba el maestro de la banda de música para enseñar a sus pupilos. Hoy con proclamas en vez de canciones en el colegio y con el solfeo rezado, no sé cómo se apañan para afinar con el instrumento. En fin “Doctores tiene la Iglesia”   

Volviendo a la Serenata, contaban los hombres en la barbería de mi abuelo que, antiguamente la Serenata se cantaba a la puerta de la iglesia, la cantaban los hombres del pueblo, exactamente igual que la serenata a las mozas, o a la reina mora, pero que un año hacía tantísimo frío, que el cura abrió la puerta y cantaron desde el atrio y así poco a poco, año tras año, cada vez más adentro, y en la actualidad se canta bajo el altar mayor, a los pies mismo de la imagen de la Virgen y mirando a sus ojos. Actualmente tampoco son hombres los que cantan la Serenata, ahora la mayoría son mujeres los cantantes, algunos niños, y pocos, algún  hombre. Pero la realidad es que, creo que debemos conservar y transmitir a nuestros niños las canciones, las tradiciones la cultura popular de nuestra tierra, pues corremos el riesgo, de seguir así, un día no muy lejano, perder nuestra riqueza popular e incluso lingüística, lo cual sería catastrófico.  En la actualidad en Agost se está haciendo un buen trabajo puesto que hay un día donde la Serenata es cantada por los escolares, creando así una ilusión de poder participar un día en la “Vespra” de nuestra ancestral tradición, y que las modas yanquis no nos hagan olvidar nuestras canciones, modo de vida y tradiciones, ni quiénes somos desde la más remota antigüedad.

Con mi profundo amor a nuestras arcaicas tradiciones, y esperando sigamos siendo un pueblo respetuoso, conocedor y divulgador de nuestra historia y tradiciones.

Manuel Castelló
Músic d'Agost

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Noviembre 2019
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline