‘Deficiencias significativas’ en las cuentas del Palau de la Música de València

Falta de documentación, tesorería descentralizada y un deficiente control sobre el flujo de efectivo. Esas son las razones por las cuales la auditoría realizada sobre las cuentas del Palau de la Música ha resultado desfavorable.

Según los auditores, el análisis pone de manifiesto un "deficiente control en el área de tesorería, que es considerada área de riesgo por su susceptibilidad al fraude". Con esto pone en tela de juicio la gestión del Palau, cuatro meses después del robo de 5.000 euros de la caja del auditorio, procedente de la devolución de entradas.

 

 

Así, la empresa auditora ha identificado "deficiencias significativas" en relación a los principios de "buena gestión financiera". Por un lado, ha señalado que el dinero que se obtiene de la venta de entradas se queda en las taquillas y que no se deposita en una cuenta bancaria con regularidad fija, lo que pone de manifiesto un "insuficiente control del activo".

Además, la "entidad no realiza arqueos de caja", por lo que "se desconoce el importe del efectivo". "La ausencia de arqueos periódicos o sorpresivos supone la no detección de faltantes por robo en el caso de que se produzca", ha afeado la auditoría al Palau.

Una de las conclusiones del informe es que la entidad "no lleva una gestión centralizada y única de su tesorería, de tal forma que todas las cuentas abiertas en entidades financieras no tienen reflejo contable" y llama la atención sobre el uso que hace el auditorio del efectivo. "Los principios de buena gestión financiera establecen la eliminación del sistema actual de pagos en efectivo para algunas de las indemnizaciones por razón de servicio de los empleados, pasando a realizar el pago de estas mediante transferencias bancarias", ha recomendado el informe.

Por otro lado, los auditores han señalado la falta documentación en algunos apartados, como el coste de las obras y reparaciones realizadas en el Palau, que ascienden a 667.133 euros en el balance.

Además, la entidad tampoco ha podido justificar mediante documentación el importe de más de 2,2 millones de euros registrado en la cuenta de patrimonio. Los auditores también apuntan que algunos marcadores del balance, tanto activos como pasivos, están "sobrevalorados", es decir hinchados, debido a esta falta de control en la tesorería.

Un nuevo varapalo

El resultado de la auditoría supone otro varapalo para el auditorio valenciano, que hace más de un año que permanece cerrado tras la caída del techo de la sala Rodrigo. La caída supuso el cierre del edificio en verano de 2019 y desde entonces la Orquesta de València y sus músicos han transitado por espacios como Les Arts, l’Almudí o Rambleta.

A fecha de hoy todavía se desconoce cuándo las puertas del Palau volverán a abrirse, y no al publico, sino a los operarios que llevarán a cabo la rehabilitación del edificio, pues la adjudicación de las obras se paralizó con la puesta en marcha de una investigación policial para esclarecer el robo de 5.000 euros.

El Palau, presidido por la concejal de Cultura Glòria Tello, es una de las cinco entidades municipales con una auditoría desfavorable sobre la gestión del ejercicio presupuestario de 2019.

La oposición ha denunciado que la "falta de controles pudo estar detrás del robo". "La ausencia de arqueos de la caja pudo facilitar la desaparición de los 5.000 euros. Los descuadres de la caja no se podían detectar a tiempo", criticó ayer la concejal del grupo popular Julia Climent.

"Si para el alcalde no tiene importancia el robo, para nosotros nos parece un hecho muy grave sobre el que hay muchas sombras que tendrán que esclarecerse porque nadie del equipo de gobierno municipal ha explicado todavía por qué estaba ese dinero en el despacho del director". La popular exigió un "cambio urgente" en la gestión, que tildó de "desastrosa".

Por otro lado, el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán defendió que "todo el sector público del Ayuntamiento se audita todos los años" y es el propio "Ayuntamiento quien está ejerciendo una labor activa de control para mejorar sus procedimiento". "No existe ningún tipo de irregularidad", resaltó.

Tello encargó una auditoría en 2016, poco después de llegar al cargo de presidenta del Palau. También fue polémica, pero por otros motivos. Entonces, los sindicatos del auditorio pidieron en bloque la retirada del informe por errores, tales como la alusión a casos particulares, apuntando el cargo y detalles personales de algunos trabajadores, incluso algún nombre, lo que infringiría la Ley de Protección de Datos para estos colectivos.

Noticia de levante-emv.com

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Enero 2021
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline