ÚLTIMAS NOTICIAS

Covid-19 y la higiene de los instrumentos

El siguiente texto ha sido realizado para la asignatura 'Mecánica y mantenimiento de Instrumentos de viento' del Conservatorio Superior de Música de Málaga por el profesor Sergio Jerez.

COVID-19 Y LA HIGIENE DE LOS INSTRUMENTOS DE MÚSICA

RECOMENDAMOS AL LECTOR QUE CUALQUIER DUDA RELACIONADA CON LA SALUD, SEA SIEMPRE CONSULTADA A UN PROFESIONAL DE ÁMBITO SANITARIO

Desde la declaración por parte del gobierno en el “Estado de Alarma”, la preocupación sobre nuestra protección ante el coronavirus ha crecido de forma exponencial. Si bien como Técnico Instrumentista o Luthier, sin ser experto en control de enfermedades (y este post no puede garantizarlo), he esbozado algunas recomendaciones generales sobre cómo desinfectar los instrumentos de música y mantenerlos lo más libre de gérmenes posibles. Esta nueva situación obliga a que seamos más responsables en la limpieza y desinfección de nuestros instrumentos.

 

Desde 1988 grabando y retransmitiendo los eventos más importantes.

 

Diferenciemos que es una Esterilización y Desinfección

NINGÚN DESINFECTANTE ES UNIVERSALMENTE EFICAZ

El uso de productos antibacterianos, fungicidas o antivirales ha crecido desde el comienzo de esta pandemia de forma considerable. Hay productos que nos indican que su objetivo es la esterilización completa, pero tenemos que pensar que la esterilización al 100% es casi imposible, porque una vez el objeto ha salido de un proceso de esterilización, al ser de nuevo manipulado o expuesto al aire, éste ya se considera NO ESTÉRIL.

Si la esterilización es imposible de mantener, tenemos que considerar que podemos realizar una desinfección, entendiendo ésta como la destrucción de la mayoría de los microrganismos patógenos de objetos inanimados. Desinfectamos mobiliario, suelo y otros materiales mediante productos generales como alcohol, lejía, etc.

La mayoría de los virus no pueden vivir en superficies durante un prolongado tiempo, incluso algunos se exterminan al contacto simplemente con la mera exposición del aire. Pero en cambio otros son bastantes resistentes.

Un estudio de The New England Journal of Medicine analiza la presencia del virus en acero, plástico, cartón y cobre. El Estudio utiliza un dispositivo para dispensar aerosoles que disimulaba las gotas creadas al toser y comprobaron que el virus permaneció viable en éstos durante el tiempo del estudio, es decir, unas tres horas.

Pero en ese mismo estudio indica que sobre superficies metálicas, como el acero inoxidable, o plástico permaneció durante tres días, aunque la carga vírica se redujo considerablemente. En superficie de cobre no se detectó presencia del virus tras cuatro horas y en cartón duró hasta 24 horas.

LA VIDA MEDIA ESTIMADA FUE APROXIMADAMENTE 5-6 HORAS EN ACERO INOXIDABLE Y 6-8 HORAS EN PLÁSTICO

Con esto en mente, si su instrumento es manipulado por alguien ajeno a usted, una opción es simplemente ponerlo en “cuarentena” durante al menos el tiempo que este estudio revela, y comenzar a pensar que nuestra preocupación por la higiene del instrumento es fundamental.

¿Cómo podemos hacerlo para protegernos y mantener “limpio” nuestro instrumento?

Dado que la transmisión de bacterias y virus es una preocupación real en estas semanas, deberíamos adoptar un PROTOCOLO propio respecto a los instrumentos de música. Es muy posible que la forma habitual de manipulación y uso del instrumento cambie durante un tiempo. COMPARTIR un instrumento, boquilla o caña, aunque sea por un instante puede convertirse en una costumbre a evitar.

Desde esta consideración, se podría recomendar un nuevo Protocolo de uso para instrumentistas.

1. (Cuando las clases se reanuden) En zonas comunes, de paso general de personas, debería existir mínimo un gel antiséptico para manos, también llamado gel sanitizante o sanitario de manos. Según una de las recomendaciones informadas por el Gobierno de España, con la actualización del día 11 de abril de 2020, el lavado de las manos debe ser realizado durante un mínimo de 40 segundos. Por tanto, la higiene de las manos, antes de tocar cualquier instrumento es indispensable.

2. Cada músico debe usar su propio instrumento. Si un instrumento debiera compartirse, éste debería pasar por una limpieza-desinfección. Por lo que toallitas de alcohol isopropílico desinfectante deben de estar disponible. La limpieza a fondo, tanto exterior como el interior es muy importante. Pero el músico debe entender desde ahora mismo que es esencial el mantenimiento general diario de su instrumento mediante el uso de sus tradicionales limpiadores o varillas de limpiezas ya que esto es necesario para evitar la acumulación de residuos dentro del instrumento.

3. El intercambio de cañas es en absoluto recomendable.

4. Las Boquillas, incluyendo también la cabeza de la flauta, tudeles de fagot, saxofón o corno inglés, son una de las partes más sensibles de la transmisión de las bacterias o virus ya que es la parte que está en contacto directo con nuestra boca.

LIMPIEZA DE LA CABEZA Y CUERPOS DE LA FLAUTA

- Con un bastoncillo de limpieza para los oídos, humedecido en alcohol isopropílico (tiene más poder de desinfección que el etílico) limpia el interior del orificio del bisel.

- Las toallitas de alcohol isopropílico pueden ayudar a desinfectar tanto el orificio del bisel como el propio bisel.

- Usa la varilla de limpieza de tu flauta, con una gasa o paño de seda para limpiar el interior del tubo. Una vez seco, cambia el paño a uno impregnado con un poco de alcohol isopropílico y vuelve a introducirlo para ayudar a la desinfección final. No impregnes demasiado el paño en alcohol. Perseguimos que se humedezca, y no que escurra líquido. Si lo mojas demasiado, puede llegar a tocar las zapatillas dañándolas.

- Cuando limpies la mecánica, intenta no hacer contacto con las zapatillas. Pueden dañarse.

- Es importante que este procedimiento lo hagas tu individualmente, para que seas la única persona que manipula el instrumento antes de guardarlo en su estuche.

LIMPIEZA DE TUDELES

- La limpieza del tudel debe ser realizada diariamente. Para ello usa tu limpiador indicado para el tudel. Si deseas realizar una limpieza más profunda, válete de una toallita humedecida en alcohol isopropílico para limpiar la superficie y el interior al que puedas acceder.

- Asimismo los tudeles deben ser limpiados profundamente cada mes, con una solución de agua jabonosa neutra y agua corriente.

- Semanalmente podemos realizar una limpieza más profunda sobre el tudel de saxofón, pero para ello es necesario e importante desmontar la llave de octavas del tudel. Si has desmontado la llave, puedes sumergir el tudel en agua templada jabonosa (usando jabón de manos neutro) para que podamos limpiar el interior. Puedes valerte de un cepillo dental para acceder a las partes más difíciles, pero teniendo cuidado de no dañarlo. Enjuaga bien el tudel con agua corriente. Para desinfectarlo por dentro, usa una toallita de alcohol isopropílico o impregna un paño de una disolución al 50% de Agua y Agua Oxigenada al 3%. Déjalo reposar durante 1 minuto, y finalízalo volviendo a enjuagar con agua corriente. Sécalo, monta la llave del tudel y guárdalo en su estuche.

- Los tudeles de Corno Inglés pueden ser limpiados usando un limpiapipas, agua jabonosa y bajo el chorro del grifo con agua corriente. Pero ten precaución de no dar el interior del tudel con el alambre que contiene el limpiapipas

LIMPIEZA DE BOQUILLAS DE EBONITA, PLÁSTICO Y METAL

Para boquillas de Ebonita o Plástico

Las boquillas de ebonita deben ser limpiadas todos los días usando apropiadamente un limpiador de boquillas y semanalmente deben someterse a un lavado más profundo.

Para la limpieza semanal, puedes usar un pequeño vaso, donde la boquilla se introduzca de forma holgada. Colócala, con mucho cuidado para no dañarla, con la punta hacia abajo. Llena el vaso con una solución (al 50%) AGUA y AGUA OXIGENADA (3%) hasta que el líquido sobrepase la ventana de la boquilla. Evita que el corcho de la espiga (en el caso de boquillas de clarinete) no esté en contacto con la humedad.

Espera sobre 15 minutos, sácala y retira cualquier resto calcáreo o residuo que se haya podido desprender del interior de la misma. Enjuágala bien y sécala.

Para Boquillas de Metal

Las boquillas de metal pueden ser limpiadas y desinfectadas de igual forma que la de los materiales relatados anteriormente, pero también se limpian bien con agua templada y jabón suave para lavar la cubertería, NO DETERGENTES. Usa un cepillo dental para acceder a las zonas más difíciles. La solución desinfectante (al 50 %) AGUA y AGUA OXIGENADA (3%) es segura también para las boquillas de metal.

Escogiendo un desinfectante para nuestro instrumento o boquillas

SIN IMPORTAR LOS DESINFECTANTES QUE SE ELIJAN, ES CRUCIAL LEER LAS INSTRUCCIONES DE USO Y SEGUIRLAS. LOS DESINFECTANTES NO ELIMINAN LA SUCIEDAD, POR LO QUE LAS BOQUILLAS Y LOS INSTRUMENTOS DEBEN LIMPIARSE A FONDO DESPUÉS DE SU USO.

Soluciones desinfectantes para boquillas.

Estas soluciones desinfectantes son productos diseñados especialmente para una limpieza segura de boquillas de plástico, metal o ebonita.

Toallitas de alcohol isopropílico.

EL ALCOHOL ISOPROPÍLICO (>70%) PUEDE MATAR EL COVID-19 SEGÚN LOS INFORMES, PERO NO SIEMPRE FUNCIONA BIEN CON SU INSTRUMENTO

Son seguras para la mayoría de materiales usados en la construcción de los instrumentos de música. El alcohol isopropílico no es conveniente usarlo sobre plásticos o maderas barnizadas ya que por su poder de limpieza puede decolorar o incluso dañarlo.

Solución al 50% de AGUA + AGUA OXIGENADA AL 3%

Esta solución puede ser usada en los materiales detallados anteriormente en la construcción de boquillas.

Lámparas UV-C

También conocidas como lámparas germicidas, las lámparas UV-C no son particularmente comunes fuera de los laboratorios e instalaciones médicas, pero matarán todo tipo de gérmenes y virus. Las lámparas germicidas más comunes disponibles en el mercado son las lámparas LED UV-C, que utilizan luces ultravioletas de onda corta para inactivar virus. Estos dispositivos a menudo se venden como varitas que puede encender y mover sobre las superficies para desinfectarlos.

Es importante tener en cuenta que la exposición a la luz ultravioleta es terrible para nosotros: puede causar cáncer de piel, al igual que cualquier exposición prolongada al sol. Es por eso que las instalaciones médicas que usan lámparas UV-C generalmente tienen procesos para prevenir la sobreexposición a los rayos UV, incluida la educación y la capacitación.

Pero bueno, si conoce a alguien con acceso a una lámpara UV-C que sepa cómo usarla de manera segura, es posible que desee pedirle ayuda. La exposición corta a una lámpara UV-C desinfectará sus instrumentos sin daños a largo plazo; sin embargo, la exposición a largo plazo puede darle a su instrumento una apariencia más envejecida, por lo que recomendamos una exposición limitada.

A estas alturas quizás te estés preguntando acerca de los rayos UV del sol. Esta forma no es considerada un método de desinfección efectivo, ya que no se garantiza que poner su instrumento al sol durante unas horas no mate un virus, y lo expone precariamente a los elementos. Las lámparas UV-C producen rayos UV intensos y específicos que son ideales para matar COVID-19 en un entorno controlado. Gracias al ozono que nos protege de demasiados rayos UV, no se obtiene con la luz solar.

Fuente del artículo

Fuentes Consultadas

UNLV School of Music https://www.unlv.edu/music/instrument-hygiene

The New England Journal of Medicine www.nejm.org

GOBIERNO DE ESPAÑA https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/presidencia/Documents/2020/GUIACENT ROSTRABAJOCOVID19b.pdf 

Puedes hacer comentarios!

CALENDARIO DE EVENTOS

Mayo 2020
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Fotogalerías NBM

Las cookies nos ayudan a personalizar NUESTRAS BANDAS DE MÚSICA especialmente para ti y algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione. Las cookies también nos permiten mostrar ofertas y promociones personalizadas, tanto dentro como fuera de nuestro sitio web.
Cómo Configurar Aceptar Decline